CONÓCENOS

HISTORIA Y ACTUALIDAD

          Lantz es una villa y un municipio de la Comunidad Foral de Navarra, situado en la merindad de Pamplona, en la comarca de Ultzamaldea y a 25 km de la capital de la comunidad, Pamplona.

          Su estructura urbana está condicionada por el hecho de que hasta el siglo XIX estaba recorrido por una carretera que iba de Pamplona a Francia. Así mientras los pueblos vecinos presentan una forma irregular y están más o menos agrupados alrededor de la Iglesia, Lantz tiene un eje principal que lo ha sido de un sistema de circulación general, en el que se alinean casas a los dos lados formando la calle Santa Cruz. Además está otra calle más sinuosa e irregular que se denomina San José.

          De más reciente construcción es la calle Zurgin, variante de la calle San José. 500 metros antes del comienzo del casco urbano se encuentra la calle Casas Bajas, y el tramo situado entre esta calle y la calle Santa Cruz se denominó en la última actualización del callejero como calle Aierdi.

         Lantz es un pueblo que cuenta actualmente con 155 habitantes censados. Es un municipio con ayuntamiento propio, actualmente gestionado por una agrupación  vecinal. Pertenece a la zona vascófona y es bilingüe mayoritariamente.

        Su población es diversa en tramos de edad, con una numerosa población mayor de 60  años y con una aún  más  numerosa de niños entre 0 y 14 años.

    Su actividad principal es la ganadería productora de leche, actualmente con cinco explotaciones bovinas y varias ovinas.  Cuenta con una industria de transformación de leche de oveja en postres tradicionales (cuajada, yogur, queso fresco, etc…).

         Lantz siempre ha sido una pequeña localidad de los Valles Meridionales que nunca ha superado los 360 habitantes. Desde los años 30 venía sufriendo un continuo éxodo demográfico debido a su situación montañosa, y su falta de trabajo fuera del sector ganadero. Pero desde los años 90 grupos de jóvenes de la propia localidad han decidido quedarse a vivir en el pueblo por su cercanía con Pamplona (apenas media hora) y por su envidiable entorno natural.

          Por ello desde los años 90 se ha visto un aumento progresivo de habitantes en el censo, y además de población joven, lo que ha hecho no sólo bajar el envejecimiento de la población de la localidad, si no tener el record de ser el pueblo español con mayor porcentaje de población infantil. En Lanz el 13,2% de la población son niños, siendo la media nacional de 4,7%.